Home | Blogs | Foros | Registrate | Consultas | Sábado 24 de julio de 2021
Usuario   Clave     Olvidé mi clave
     
Ir a la página de inicioIr a los Blogs
Mi Perfil
Dharma
Dharma Santana
Valencia - Venezuela
Abogada venezolana fanática de los relatos breves.






Archivo de entradas | Mostrar datosDesplegar
Ocultar datos Febrero 2012
De vuelta
Mostrar datos Agosto 2009
Mostrar datos Junio 2009
Mostrar datos Mayo 2009
Mostrar datos Marzo 2009
Mostrar datos Febrero 2009
Mostrar datos Enero 2009
Diseño web

Últimos comentarios de este Blog

03/02/12 | 11:26: alejandro romero (letras al azar) dice:
Se te extrañaba y mucho!!!!! Welcome back, my friend!
30/06/10 | 14:06: Andrea dice:
Entré al blog pues me llamó la atención el nombre \"Dharma\": el deber, para los hindúes, la misión que vinimos a cumplir en esta vida. Y parece qTe la tuya es escibir estos contundentes relatos, te felicito, Andrea de Buesnoa Aires.
28/01/10 | 13:47: alejandro romero ( letras al azar) dice:
Adlin, se te extraña de este lado del Ecuador. Y para que sepas cuánto, va una pequeña muestra: Ojalá que no puedan callarte las mordazas/ ojalá que los filos no acorten tu talento/y ojalá que a tu pluma la respeten los gritos/ y tus letras queden lejos del racionamiento.// Ojalá que no tardes en volver al ruedo/ojalá que tus voces recuerden el camino/ y ojalá que encuentres una grieta en el muro/ y se filtren tus textos entre los ladridos// Ojalá que vibres como lo hacías antes/ojalá te esquivara la huraña mirada/ y ojalá pase pronto este incómodo silencio/y tiemnbles de emoción, pero cuando tengas ganas// Ojalá,Dharma, que estas letras te lleguen/ojalá los censores no te tengan en cuenta/ y ojalá que la tinta se seque donde deba/ y no manche el papel con palabra perversa// Un abrazo, amiga y cuando puedas... te vamos a estar esperando
Vínculos
Imágenes de la palabra celeste Imágenes de la palabra celeste


El dinero, la fama, la gloria son imágenes que da el espejo falso de la hipocresía ... Ampliar

Comprar$ 20.00

Entrá a Radio La Quebrada

Dharma


Dharma


ATZH2



ATZH2
 Cazábamos saltamontes, yo llevaba veinte más que Juan y estaba a punto de romper el record del día. Aquel paraje solitario, nos llevó a una casucha escondida entre altos matorrales desde donde emanaba un olor pestilente y nauseabundo. Con algo de miedo decidimos explorar su interior, y así fue que descubrimos a "ATZH2". Nuestros ojos estaban atónitos ante la presencia de un cadáver extraño, sin duda un alienígena o algún ser originario de algún sitio del cosmos. Mi corazón palpitaba a mil por horas mientras miraba la cara de horror de mi compañero de juego. Estábamos realmente aterrorizados. Juan, salió corriendo cuesta abajo dando gritos y pidiendo ayuda, mientras me dominaba un ataque de pánico que me mantenía inmovilizado sin dejarme dar un solo paso. ATZH2, estaba en proceso de descomposición y puedo describirlo como un ser extremadamente blanco, muy alto y de ojos pronunciados. Su boca era muy grande y estaba abierta. Muchos insectos y gusanos, salían y entraban de ella, yo lo comparaba con un plato de espagueti.
 ATZH2 era una raza extraña, sin duda no podía ser humana. Un brillo fosforescente desprendía de su cuello, era como una gran luz que me hizo acercarme a mirar. Así pude notar que traía una especie de collar con un dije en forma de ojo y una placa. Sin pensarlo, la arranqué, la introduje en mi bolsillo y corrí con todas mis fuerzas hasta la casa. Entré por el garaje hasta mi escondite secreto y allí pude admirar lo que tenía en mis manos. "Un ojo azul". La placa tenía la siguiente inscripción: "ATZH2", por lo que supuse que así se llamaba el extraño. Hice un hueco en el patio de mi casa, metí el collar y puse un hilo grueso de color naranja antes de cerrarlo para saber luego el sitio exacto donde lo había enterrado. Aquel día llegaron unos señores, mis padres estaban muy consternados y angustiados. Pusieron nuestra casa patas arriba, en especial mi habitación. Seguramente buscando algo muy valioso. Mi madre lloraba mientras le tomaban algunas declaraciones y otros señores comenzaban a interrogarme sobre lo que había visto junto a Juan en aquella casucha. Mentí al decir que había salido corriendo detrás de él y no sabía nada más. Aquellos días fueron muy duros, no nos permitían salir de casa por lo que falté al colegio y mis padres no pudieron ir a trabajar hasta que llegó la mudanza. Los señores siempre se aparecían, por lo que mis padres debieron haberse sentido amenazados porque nos mudaríamos de ciudad. Esa tarde, antes de partir, desenterré el collar de ATZH2 y en silencio lo tocaba dentro de mi bolsillo mientras recorría aquel largo viaje a no se donde. Nunca más volví a ver a Juan.
 La casa nueva, era algo alejada de la ciudad. Mi padre montó de la noche a la mañana un negocio que nos daba para vivir y más. Aunque los señores siempre se aparecían de vez en cuando como una sombra. Era algo a lo que nos teníamos que acostumbrar. Un día, sobre mi cama, observaba detenidamente el ojo de aquel collar cuando de repente se apareció una imagen, como una televisión. Pude ver olas gigantes que arrasaban con todo, también muchas personas llorando y mucha devastación. Seguidamente marcaba coordenadas, lugares, fecha y hora exacta del suceso. De la impresión me senté de golpe y miré el calendario que colgaba de la pared. Según ese ojo, sólo faltaban cinco días para que algo así sucediera. Lo anoté en mi diario personal y escondí ambas cosas. Pensando que era producto de mi imaginación olvidé completamente esas imágenes, hasta que los noticieros dieran informaciones aterradoras sobre un tsunami en las costas asiáticas, y lo que transmitían las distintas cadenas informativas era algo parecido a lo que vi. Salí corriendo a buscar mis anotaciones y quedé muy impresionado al notar que era exacta la información, y había sucedido cinco días después de haber visto reflejada esas imágenes en el ojo ¿mágico?. Diciembre 26, año 2004, a las 00:58:50 hrs (UTC), domingo. Marcando como lugar Sri Lanka, Tailandia, Indonesia y la India respectivamente. ¿Podía aquel ojo hablar de desgracias y desastres mundiales?. Luego seguía sucediendo continuamente, y siempre cinco días antes que ocurriera el desastre. Cuando "avisaba", siempre desprendía un color muy brillante, semejante a la luz  del cuello de ATZH2 cuando lo vi por primera vez. El último aviso, fue sobre un terremoto en una provincia de China. Realmente ha sido un secreto aterrador.
 Cuando mis padres descubrieron "el ojo azul", inmediatamente llamaron a esas personas que vinieron en su búsqueda. Una vez más tuvimos que mudarnos y fui enviado a la fuerza a un monasterio. Mi vida cambió de la noche a la mañana y no era fácil acostumbrarme a la vida monástica donde formé parte de mi soledad fecunda. Era un solitario por necesidad.
Después de la liturgia venía la cena, y luego de algunas oraciones antes de acostarme, la luna llena y grande de aquella noche me alumbraba desde arriba, entre el frío y la soledad. Fue entonces cuando sentí una fuerte presencia, algo que me invadía y entumecía el cuerpo. Comencé a sentir contracciones espasmódicas muy dolorosas en los músculos y aunque trataba de gritar pidiendo ayuda era en vano porque no podía moverme. Mientras los rayos luminosos de la luna cubrían mi entorno, pude entonces ver en ella representada la próxima tragedia, cada imágen ante mis ojos como una maldición.
Cuando todo hubo terminado, sabía que vendrían nuevamente por mi, pues esta era una pesadilla de la que nunca iba a despertar.
Últimas entradas del mes


Radio La Quebrada Radio de Tango Indexarte Escribirte OccidentesEscuchanos
Noticias | Efemérides | Novedades | Biografias | Textos | Audio | Recomendados | Entrevistas | Informes | Agenda | Concursos | Editoriales | Lugares | Actividades | Blogs | Letras de Tango I | Letras de Tango II | Contacto | Boletín
© 2006-2021- www.escribirte.com | Todos los derechos reservados   | Diseño Web | Canales RSSRSS